Saltar al contenido

Lugar del dolor y causa del dolor de la rodilla

Artículo muy interesante sobre las lesiones de rodilla.

Fuente: entrenador.es

Michael Boyle: Lugar del dolor vs. causa del dolor

 

EL dolor de rodilla recibe diferentes nombres y pocos son los tratamientos que tratan el dolor efectivamente. Condromalacia rotuliana, tendinopatias y síndrome patelofemoral son varios de los diagnósticos que causan dolor de rodilla. Muchas veces el tratamiento se centra allí donde se siente el dolor cuando puede estar causado por problemas en cadera o pie. De ser así, estaríamos tratando los síntomas, no la causa.

Lo interesante es que investigaciones actuales han llegado a la conclusión de que la mayoría de lesiones o dolores provocados por sobreuso de la rodilla (exceso de estrés) no son problemas que provengan de la articulación misma. El dolor de rodilla es un síntoma más que un diagnóstico. Todas las lesiones o patologías mencionadas previamente están relacionadas con la falta de estabilidad de la cadera, pero se presentan en la rodilla (Powers, 2003). Suelo utilizar la analogía de una cuerda para describir el problema. Si te pongo la cuerda alrededor del cuello, y me pongo frente de ti, al tirar de la cuerda sentirás dolor detrás del cuello. Si dejo de tirar de la cuerda el dolor desaparece. En conclusión, no hay ningún problema en tu cuello pero ahí sientes el dolor. Algo parecido ocurre con el glúteo medio y mayor tirando de la banda iliotibial y provocando, igualmente, dolor de rodilla. La banda iliotibial transmite fuerzas del glúteo medio al tendón rotuliano. Por alguna razón, el tendón rotuliano produce dolor igual que ocurría con la parte de detrás del cuello cuando tiro de la cuerda.

 

“El dolor de rodilla suele ser un síntoma más que un diagnóstico”

 

Otra posible causa del dolor de rodilla es la pérdida de movilidad en el tobillo. La manera en que algunos entrenadores tratan de inmovilizar el tobillo con zapatos especiales, vendajes, y tobilleras ha causado que muchos atletas participen en su deporte con su tobillo inmovilizado. La realidad es que en el baloncesto -un deporte ideal para el dolor de rodilla- los esguinces de tobillo son menos frecuentes y los dolores patelofemorales han alcanzado niveles epidémicos.

El deseo de sobre-estabilizar el tobillo ha causado el fenómeno que hoy llamamos esguince sindesmótico así como una epidemia de lesiones en el tendón rotuliano. El esguince sindesmótico era desconocido hace veinte años y puede ser producto de la sobre-estabilización del tobillo. Interesantemente, en el futbol hay menos esguinces o problemas patelofemorales y, sin embargo, los jugadores usan calzado que aparentemente protege menos el tobillo que en otros deportes dándole más libertad. Entrenar con menos estabilidad artificial en tobillo probablemente protege no sólo el tobillo, sino también la rodilla.

 

“En el baloncesto los esguinces de tobillo son menos frecuentes y los dolores patelofemorales han alcanzado niveles epidémicos”

 

Durante la última década, se ha echado la culpa del dolor de rodilla a la falta de acondicionamiento del vasto medial oblicuo (VMO) del cuadriceps, mala mecánica de la rótula, etc. La mayoría de los tratamientos se centran en intentar reducir el dolor directamente donde se siente con tratamientos como hielo, ultrasonido, etc. La realidad es que un buen trabajo que se centre en cadera, y el resto de niveles por debajo, particularmente en el control excéntrico de la flexión de la rodilla, aducción y rotación interna, es más efectivo. Un estudio (Ireland et al. 2003) define claramente que “mujeres que presentan dolor patelofemoral demuestran debilidad en la abducción y rotación externa de la cadera cuando se comparan contra mujeres de la misma edad sin síntomas”. El fortalecimiento de la extremidad inferior con énfasis en el control de la cadera en combinación con un programa de ejercicios unilaterales pliométricos para aumentar la estabilidad excéntrica y neutral puede ayudarte a disminuir el dolor a largo plazo.

 

Investigaciones recientes han validado lo que hasta ahora era un sentimiento empírico. Hace tres años todo nuestros atletas que se quejaban de dolor de rodilla, se les examinaba la cadera (específicamente el glúteo medio). Encontramos casi una correlación del 100% entre el dolor de rodilla y dolor en glúteo medio durante palpación. Todos nuestros atletas con dolor de rodilla tenían dolor directamente en el glúteo medio en el lado de la cadera afectada. Con terapia manual en glúteo medio conseguimos reducir el dolor de rodilla en cada caso. La mayoría también tenía debilidad en glúteo medio. La conclusión es obvia. Debilidad en los estabilizadores de la cadera ocasiona una falta de control en la rodilla y durante la flexión de cadera con un componente adicional de aducción y rotación interna. Estos problemas de control resultan en dolor en la rodilla.

 

“Encontramos casi una correlación del 100% entre el dolor de rodilla y dolor en glúteo medio durante palpación”

 

Otros estudios han hecho que nos fijemos también en los aductores, otros estabilizadores de la cadera en el sub-sistema lateral. En el 2006, además de ver a los aductores como una causa potencial del dolor de rodilla, también empezamos a analizar la fortaleza y el sobreuso de los aductores. Después de varias investigaciones encontramos debilidad en el grupo aductor que obligaba, para provocar el movimiento deseado, a compensar con los flexores de cadera. En consecuencia, aumentaba el riesgo de padecer una lesión futura en los flexores.

 

La clave del problema se encuentra en el entrenamiento en el plano sagital que prevalece en el sistema americano de entrenamiento. Nuestro sistema de entrenamiento es clásicamente sagital y bilateral. Parece claro que la clave para resolver el dolor de la rodilla depende del control de la cadera, de la rodilla, y del movimiento del pie en el plano frontal. Muy importante es la realización de ejercicios unilaterales para fortalecer dichos músculos y optimizar la potencia en el plano frontal.

 

“La clave del problema se encuentra en el sistema americano de entrenamiento, clásicamente sagital y bilateral”

 

Además de fortalecimiento unilateral, el entrenador debe centrarse en ejercicios unilaterales sin soporte, como las sentadillas unilaterales y variaciones de ejercicios de peso muerto. Ejercicios dominantes de rodilla como las sentadillas con pie arriba (step down) promueven el suficiente estrés en el plano sagital pero no generan tanto estrés en las estructuras de la cadera en el plano frontal o transversal. El atleta debe situarse sobre un solo pie sin que el otro pie haga contacto con el suelo u otro objeto. En esencia, el acto de pararse sobre un solo pie y hacer una sentadilla unilateral es un ejercicio que trabaja los tres planos a la vez, aunque el atleta se mueva únicamente en el plano sagital. Teniendo un único pie en contacto con el suelo fuerza a los abductores y rotadores externos de la cadera a estabilizar contra el movimiento en el plano frontal y transversal. Este ejercicio sin soporte se puede realizar con rango parcial de movimiento para desarrollar más control en la cadera.

 

 

También se puede utilizar dos mancuernas de 2Kg, una en cada mano, a la altura de los hombros con los brazos extendidos mediante la flexión del hombro. De esta manera facilitamos que el peso del cuerpo se dirija hacia los tobillos manteniéndose dentro de la base de sustentación. Le hemos llamado a este concepto “rango de movimiento progresivo”. Si el objetivo es tener un mejor control en cadera, la progresión es en rango del movimiento, no en peso.

 

 

Comienza el circo del fútbol base

Escrito por Oscar Garcia – Director deportivo de la AD Esperanza.

Pues llego la fecha, comienza el “CIRCO” del fútbol base. Clubes que incumplen la normativa federativa una u otra vez. Artículo 26 – Reglamento General – Capitulo l de la RFFM

Ningún Club, bien directamente a través de alguna persona unida de alguna manera al mismo, o por medio de intermediario, podrá ejercitar acciones de captación de jugadores aficionados sin el conocimiento y autorización expresa del club con el que estén inscritos, mientras no haya terminado la competición de la última temporada de su licencia. Igual prohibición se extiende a cualquier persona cuya filiación conste en la organización federativa afecta a la FFM o a la RFEF.

Todo sirve, todo vale, no hay pudor, una manada de ojeadores, en su gran mayoría entrenadores de equipos de fútbol base, entran a la carpa del circo y juegan se cartas, prometen lo inimaginable, que en muchos casos no pueden ni cumplir, pero da igual, tienen que convencer a los padres y los niños como sea, haciendoles dudar con esas bonitas promesas. No son conscientes, ni se dan cuenta del daño que hacen al fútbol base. Tan dificil es descolgar el teléfono, marcar un número y llamar…
A lo clubes afectados les diría para su tranquilidad, una frase que estos días dijo un jugador de club, un jugador de cantera y que habla desde un sentimiento hacia su club de toda la vida, en el que se formó desde pequeño y que otros nunca podrán tener, porque hoy estoy aquí y mañana allí, y que dice así:

“Nosotros no queremos jugadores que se queden, queremos jugadores que se QUIERAN quedar”

Y a los clubes que lo hacen bien, que cumplen la reglamentación, que piden la autorización y sino el jugador no entrena, que no tienen una manada de ojeadores, que solo tienen aquellos jugadores que se apunta a las pruebas, esos clubes que avisan a otros cuando viene un jugador de ese club, les diría después de leer esta frase, y con la experiencia de mis 19 años como Director Deportivo de un club de barrio, que no sufráis, (tengo que reconocer que a mi al principio me afectaba) no le deis mas vueltas, no merece la pena perder ni un minuto en un jugador y unos padres que quieren irse al escuchar telefónicamente o en persona en la puerta de vuestro club en boca de un desconocido, lo inimaginable, cierto es que si nos les hubieran tocado seguro que seguirían, pero esto es la ley del CIRCO, y con el tiempo se darán cuenta en muchos de los casos de su error, y tener claro que cuando uno se va otro llega, con más ilusión si cabe que el que se fue, seguir haciendo vuestro trabajo y pelear y cuidar a los que siguen en el club, porque ese es vuestro futuro.

 

Firmado: Oscar García

 

Cada día da mas asco el fútbol base…

Llamarme raro… o diferente.

Estas dos ultimas semanas he podido comprobar como estaban pactados resultados de futbol base.
Uno partido por otro… increíble…

 

Me parece muy lamentable, todo por conseguir las categorías.

Y a la vez mercadeando y jugando con los chavales por y para conseguir un objetivo.

No salgo de mi asombro como los entrenadores pueden permitir este tipo de ordenes desde el club, el dejar sin convocar los jugadores que han jugado todo el año para beneficiar al club contra el que juegan y para luego les devuelvan el favor.

En fin, que cada uno haga lo que crea mejor para su club.

Yo cada día mas orgulloso del club que tengo, de la gente con la que trabajo y de como hacemos las cosas.

 

AT Chopera Alcobendas 04

 

Un vestuario de fútbol no es solo un lugar para cambiarse…

Un vestuario de fútbol no solo es un lugar para cambiarse, es un lugar donde se juntan un grupo de personas que tienen la misma afición y los mismos sueños.
Qué comparten las mismas ilusiones, que trabajan para un mismo objetivo, un grupo de amigos que se alegran, que pasan mucho tiempo juntos, incluso salen grandes amistades para el futuro, siendo incluso amigos íntimos.
Un lugar donde sueles encontrar amigos para toda la vida.

 

Pero también un lugar complicado donde no se puede tener contento a todo el mundo.

Lo que si tengo claro que hay que tener siempre un criterio a la hora de tomar decisiones, ser claro y sincero y no engañar a nadie.

 

¿EQUIVOCARSE? Seguramente todos los días… por eso hay que ser humilde y aprender de todos los que componen ese vestuario y de los errores que se puedan cometer.

Siempre hay gente que sabe mas que tu, siempre nos equivocamos, y siempre se toman decisiones que al cabo del tiempo piensas que hubiese ocurrido se se hubiese tomado otra decisión.

 

Un mundo complicado el fútbol, ya que dependiendo de que situación tenga cada persona, eres bueno, malo o muy malo.

 

Pero insisto, lo mas importante es tener un criterio, ser claro, sincero e intentar ser buena persona, aunque siempre habrá alguien que pensará lo contrario.

 

Qué bonito es el fútbol, pero que feo es otras veces.

 

@javi_pitu — www.javipitu.es

Hoy no puedo ir a entrenar

Interesantísimo artículo.

 

Hoy no puedo ir a entrenar. He despertado de la siesta y sólo tengo media hora para preparar la mochila y llegar al pabellón. No me da tiempo. O sí, pero llegaría un poco tarde y seguro que el entrenador no me deja unirme a la sesión o, en el mejor de los casos, me hará correr hasta que se canse de vacilarme por haber sido impuntual.
Hoy no puedo ir a entrenar. He estado estudiando toda la tarde y se me ha ido la hora. Estoy agotado, no he avisado para que me acerquen al pabellón y está lloviendo sin parar. Aún encima, allí siempre hay diez grados menos que en el resto de metros cuadrados de la ciudad. Aún encima, seguro que voy y enfermo, que hoy nos toca preparación física y con tantos cambios de ritmo me voy a pillar una gripe de caballo y después no puedo ir al cumpleaños del amigo de turno el viernes por la noche.
Hoy no puedo ir a entrenar. Parece que se me está levantando dolor de cabeza. Muy de vez en cuando. Sólo cuando apago la tele y me aburro de ver la vida pasar mientras sigo con el culo pegado al sofá. Mierda, ya ha pasado medio día y tengo todos los trabajos para esta semana sin hacer. Ni de coña me da tiempo de ir a entrenar, ya “pierdo” más de dos horas entre unas cosas y otras.
Hoy no puedo ir a entrenar. Entre el café con unos, la comida con otras, ir a devolver la chaqueta a esta tienda y acompañar a mi hermano a esta otra se me echa el tiempo encima y además estoy derrotada. No creo que al míster le importe, total jugamos contra los últimos de la liga y seguro que algún minuto me pondrá a jugar igual aunque falte.

Y así, todos los días de mi vida durante más de una década que llevo inmersa en este deporte. A los más pequeños, se lo consienten en casa. Les dan la razón. Hoy no puedes ir porque no te da tiempo a hacer los deberes después de estar tres horas en el parque, una y media con ellos de cafetería en cafetería y otro tanto con la tablet o con su móvil para que no molestes demasiado mientras se ponen al día con sus colegas o se quejan de la situación laboral. Mucho mejor el sofá y la consola, que no suponen mayor sacrificio para los adultos que el económico en dotar la casa de tecnologías en cada rincón.

A los que ya están creciditos no es que se lo consientan, es que se lo prohiben. Has suspendido tres asignaturas este trimestre de tanto tiempo que pierdes con el baloncesto (una hora y media, tres días a la semana), así que ve avisando a tu entrenador de que este mes solo irás a entrenar los viernes hasta que las recuperes. Mientras tanto, no me importa que te encierres en la habitación a subir treinta Insta Stories al día, que te pesen los párpados de repasar Facebook de arriba abajo, ni que tu Whatsapp esté permanentemente en línea. Total, seguramente que de las cuatro horas que te pasas encerrado o, en el mejor de los casos, en la biblioteca, diez minutos los has dedicado a preparar el examen.
Y por último, estamos los mayores, dentro de los que ya me incluyo no sé muy bien si por edad o por experiencia en acarrear con esta retahila de excusas. Estamos los que nos creemos con derecho a decidir si ir o no según el pie con el que nos levantemos y pese a ello exigir condiciones. Nos creemos con la potestad de recriminar decisiones de alguien que, por lo general, sabrá un poco más de basket que nosotros y se ceñirá a unas normas que nos toca la moral tener que cumplir. Estamos nosotros, los mayores, que no vamos a entrenar pero queremos cuarenta minutos, treinta puntos, veinte rebotes, diez asistencias y una palmadita en la espalda por lo maravillosos que somos. Ahí, ahí, que se note que desde la cantera se ha hecho hincapié en la educación deportiva, en los valores de un deporte en equipo, en el compromiso y la economía del esfuerzo en detrimento de resultadismos y elitismos. Que se note, que se sienta. Siendo ejemplo de los que vienen por detrás.
No nos engañemos. Esto es fruto de la sociedad en la que vivimos, anclada en la comodidad de quien todo lo tiene en bandeja. Una sociedad en la que nos negamos a dar un paso más si con lo que sabemos y conocemos nos llega para ir tirando. Somos la sociedad del que sobrevive, sin demasiado interés en vivir. Y esto también ocurre en el basket. Que se olvidan los valores. Que se confunde el invertir tiempo con perderlo. Que se imponen individualidades al equipo. Que se entiende como un capricho del niño por hacer lo mismo que sus compañeros, no como un deporte que aporta bienestar físico y mental, favorece la socialización, la integración, la empatía y el sacrificio ligado a una competitividad que siempre deberá de ser sana.
En definitiva, que hoy no podrá ir a entrenar. Ni mañana. Ni pasado. Pero el día que realmente no pueda, por lesión, por causas de fuerza mayor, tú como adulto te arrepentirás de haberle privado de la libertad de elegir, de no haberle ayudado a organizarse porque tiempo lo hay seguro siempre y cuando permanenzcan las ganas. Y yo, como vosotros y vosotras, como seres independientes y autónomos, nos arrepentiremos de no haber disfrutado del balón, de la cancha, de lo que el entrenador de turno al que le tenía manía me pudo haber enseñado mientras me escudé en cien mil y una excusas y de lo que, al menos para mí a día de hoy, más que un hobbie, es un modo de vida.

Como diría un gran profesor y mejor persona:
“Bico que teña, alomenos, o grandor do mundo”.
María Limeres

 

“Hoy no puedo ir a entrenar”

 

 

Los pilares de los entrenadores – Ayudantes

No todos tenemos la suerte de poder contar con gente que ayude y dedique tiempo al equipo.

Pero que importante es tener un cuerpo técnico que aporte.

Yo tengo la suerte de contar con un amigo-ayudante-segundo entrenador que me facilita muchísimo el trabajo.

 

—————————————————————————————————–

Cuando era futbolista, fiché por un club nuevo para mí. En el momento de estampar la firma, el presidente me comentó que sería un jugador importante para ellos, pero que el jugador más importante era el utillero. A ése no lo dejaría nunca irse a ningún otro club.

Al principio me sorprendían esas declaraciones, luego les observaba trabajar y después como entrenador sentí la importancia de esas palabras. Hay un grupo de personas en todo club, fundamentales para el desarrollo del mismo. Gente de un perfil más discreto, pero necesarias para el buen funcionamiento de toda entidad.

Nosotros como entrenadores, vemos el trabajo diario como va funcionando, y utilizamos todos los medios para que se realice de la mejor manera posible, pero sin este tipo de profesionales no sería posible.

El papel determinante que tiene nuestro grupo técnico de trabajo, tanto entrenador de porteros, ayudantes, preparadores físicos… lo destacamos de manera habitual, pero junto a ellos trabajan los físios, médicos, delegados, utilleros, responsables de material… Gente que son auténticos profesionales al servicio de una entidad.

Los fisioterapeutas son personal que te facilita la recuperación de cualquier lesionado, aumentando sus horas de dedicación para adelantar los procesos de recuperación. Para que tú como técnico tengas todas las máximas posibilidades para realizar tu trabajo.

Los utilleros que cuidan de sus jugadores para que no les falte de nada. Preparando su ropa, sus botas, sus manías… para que el jugador se sienta lo mas cómodo posible. Así podrá realizar su trabajo de futbolista de la mejor manera posible. Al estar el futbolista cómodo, y bien cuidado, será más fácil para el entrenador poder realizar más tarde su entrenamiento.

Además de ello tienen siempre la ilusión de dejarte todo tu material de trabajo (balones, petos, conos…) en las mejores condiciones posibles, con el único fin, de que puedas realizar tu trabajo de la forma más adecuada.

En muchos clubes dicen que son los ¨jefes¨, yo creo que es la realidad, tienen más importancia de la que les damos. Ellos nos ayudan para poder más tarde, sólo centrarnos en nuestra función, entrenar.

También en algunos clubes, aparecen en un papel importante, los jardineros, los de limpieza… personal que sirve para un club, pero a su vez facilitan el buen desarrollo de todo equipo.

¿Quién no ha viajado con un chofer de autobús que te ayudaba en todo viaje, para que no te preocuparas lo más mínimo del desarrollo del mismo? Porque hay conductores que son parte de la familia del club. Su involucración es total.

Yo admiro a todo el personal que rodea el mundo del entrenador, son personas que te ayudan a que únicamente te centres en tu profesión, entrenar.

PD: Entiendo que no todos los entrenadores tienen tanta gente cercana a ellos para facilitar su trabajo. Depende mucho de la categoría y nivel del club. Soy consciente de ello. En ese caso, el entrenador todavía abarca más campos, que el de simplemente entrenar y por tanto su mérito es áun mayor.
Fuente: Pablo López

http://mundofutbolbase.es/not/1834/los-pilares-del-entrenador-/

Sergio Molina Beloqui ficha por el Albacete

http://futbol.as.com/futbol/2017/01/30/segunda/1485781913_140070.html

Hoy el Albacete tiene un nuevo seguidor y aficionado.

El Albacete ha llegado a un acuerdo con el jugador Sergio Molina Beloqui. Se trata de un centrocampista de 20 años, formado en las categorías inferiores del Real Madrid que ha firmado contrato hasta el 30 de junio de 2019. El futbolista será presentado mañana. Con esta incorporación el club manchego cierra su plantilla con el objetivo de conseguir el ascenso a Segunda División. De momento el Albacete es el líder de su grupo a 7 puntos del segundo clasificado.

 

Mucha suerte crack!!!!

 

 

Ir a la barra de herramientas